Con EcoParty no sólo evitás el desecho de pañales (que en Argentina es de 3600 toneladas por día, un 25% de toda la basura domiciliaria) sino que ahorrás en lavado, ya que su diseño permite reutilizar los cobertores cambiando sólo absorbentes. Los packs promocionales tienen todo lo necesario para pañalear con tela

Económico

Un pañal Ecoparty cuesta lo mismo que un paquete de descartables que dura sólo 15 días.

Un bebé utiliza un promedio de 6000 pañales en 3 años de vida. En pañales de tela, con 20 pañales es suficiente en la mayoría de los casos. Pueden ser usados por los hermanos, regalados o vendidos. Es un hecho que los bebés que usan pañales de tela aprenden antes a controlar sus esfínteres, y con menor esfuerzo por parte de sus padres. La razón básica es que cuando mojan un pañal de tela, lo notan inmediatamente.

Si el bebé sólo hizo pis, puede cambiarse el absorbente sin lavar todo el pañal, con lo que ahorramos en cantidad de lavados y pañales necesarios.

Ecológico

Los pañales desechables dejan aproximadamente unos 2.700 kilogramos de desechos no biodegradables (sin considerar los desperdicios generados al fabricarlos) por bebé (3600 toneladas por día en Argentina). Usan 20 veces más materia prima como petróleo y pulpa de madera, y lo más contaminante, el absorbente de un polímero llamado poliacrilato de sodio, material que se encuentra en la parte interna del pañal y que es capaz de absorber hasta 800 veces su peso en agua. Se estima que el tiempo de descomposición de un pañal desechable toma alrededor de 250-500 años bajo circunstancias óptimas. Son el tercer artículo de consumo depositado en los vertederos. Los grandes depósitos de basura son focos de infección y modificación de los micro climas de la región donde se encuentran. La consecuencia de ello es la pérdida de vegetación, modificación de las propiedades de los suelos, contaminación de los mantos acuíferos por filtración de compuestos tóxicos a través del subsuelo y extinción o migración de fauna del entorno, con proliferación de plagas.

En este enlace  encontrarás muchos artículos sobre la importancia de la disminución del uso y desecho de plásticos para el medio ambiente y la vida.

Ergonómico

El ajuste se logra a través de elásticos y velcro, sin broches ni botones. Separamos porta absorbentes y funda exterior para que seque más rápido. Esto también permite que el pañal no abulte tanto y que no le ajuste las piernitas ni cintura al bebé. Si el bebé sólo hace pis, puede cambiarse el absorbente sin necesidad de cambiar el pañal.

Están confeccionados con telas livianas, respirables e hipoalergénicas.

Brindan la seguridad de que todos los materiales en contacto con la piel del bebé están libres de sustancias tóxicas certificación Oeko Tex 100.

En 1955, antes de que los pañales desechables fuesen introducidos al mercado, se estimaba que el 7% de los infantes y niños padecían de reacciones alérgicas al pañal. En 1991, mucho después que los pañales desechables dominaban el mercado, el número aumentó a 78%. Los pañales desechables pueden contener residuos de Dioxina, que surge del proceso del blanqueo de papel, además de otras sustancias tóxicas, como cloro, Benzol, ftalatos, isfenol A, TBT y diferentes perfumes. La piel absorbe todos los tóxicos con los que estamos en contacto. Cuando le ponemos un pañal a un niño vamos a tapar la zona con ese material y durante horas este estará en contacto con su piel y si el pañal no transpira bien, pueden proliferar hongos y bacterias en la zona debido a la humedad y generar la llamada dermatitis del pañal, además de otro tipo de alergias. Si el pañal contiene sustancias tóxicas, éstas en mayor o menor medida atravesarán la piel y se depositarán en el organismo del niño. De hecho Francia obligó a los fabricantes de pañales a retirar las sustancias tóxicas de sus productos en 2019

Qué opinan nuestros clentes?