Menú

15 pañales ecológicos equivalen a 6000 descartables que utilizaría un bebé en 3 años. Un pañal Eco Party cuesta lo mismo que un paquete de descartables que dura 15 días. Lo mismo ocurre con las toallitas femeninas. Los textiles ecológicos pueden ser reutilizados por años. Las telas técnicas hacen que no abulten, sean respirables y fáciles de lavar. Son 100% libres de químicos

Ecológico: Cómo podemos reducir el impacto medioambiental?

Cuánto dura tu basuraGenerar menos residuos

Los pañales desechables dejan aproximadamente unos 2.700 kilogramos de desechos no biodegradables (sin considerar los desperdicios generados al fabricarlos) por bebé (3600 toneladas por día en Argentina). Usan 20 veces más materia prima como petróleo y pulpa de madera, y lo más contaminante, el absorbente de un polímero llamado poliacrilato de sodio, material que se encuentra en la parte interna del pañal y que es capaz de absorber hasta 800 veces su peso en agua. Se estima que el tiempo de descomposición de un pañal desechable toma alrededor de 250-500 años bajo circunstancias óptimas. Son el tercer artículo de consumo depositado en los vertederos. Los grandes depósitos de basura son focos de infección y modificación de los micro climas de la región donde se encuentran. La consecuencia de ello es la pérdida de vegetación, modificación de las propiedades de los suelos, contaminación de los mantos acuíferos por filtración de compuestos tóxicos a través del subsuelo y extinción o migración de fauna del entorno, con proliferación de plagas.

En este enlace  encontrarás muchos artículos sobre la importancia de la disminución del uso y desecho de plásticos para el medio ambiente y la vida.

Comprar menos

El movimiento internacional #fashionrevolution nos invita a evitar el consumismo, comprar sólo las prendas necesarias a un precio justo para evitar la explotación, reciclar y donar nuestras prendas en buen estado. Por eso cuidamos mucho la calidad  y versatilidad de nuestras prendas: la ropa para embarazadas se adapta a los cambios de tu cuerpo, los tejidos, ropa de cuna y pañales pueden ser reutilizados por años. También fomentamos el reciclaje de ropa a través de nuestro canal de youtube

Ergonómico

El ajuste se logra a través de elásticos y velcro, sin broches ni botones. Separamos porta absorbentes y funda exterior para que seque más rápido. Esto también permite que el pañal no abulte tanto y que no le ajuste las piernitas ni cintura al bebé. Si el bebé sólo hace pis, puede cambiarse el absorbente sin necesidad de cambiar el pañal.

Están confeccionados con telas livianas, respirables e hipoalergénicas.

quimicos glifosato en pañales

Brindan la seguridad de que todos los materiales en contacto con la piel del bebé están libres de sustancias tóxicas certificación Oeko Tex 100.

En 1955, antes de que los pañales desechables fuesen introducidos al mercado, se estimaba que el 7% de los infantes y niños padecían de reacciones alérgicas al pañal. En 1991, mucho después que los pañales desechables dominaban el mercado, el número aumentó a 78%. Los pañales desechables pueden contener residuos de Dioxina, que surge del proceso del blanqueo de papel, además de otras sustancias tóxicas, como cloro, Benzol, ftalatos, isfenol A, TBT y diferentes perfumes. La piel absorbe todos los tóxicos con los que estamos en contacto. Cuando le ponemos un pañal a un niño vamos a tapar la zona con ese material y durante horas este estará en contacto con su piel y si el pañal no transpira bien, pueden proliferar hongos y bacterias en la zona debido a la humedad y generar la llamada dermatitis del pañal, además de otro tipo de alergias. Si el pañal contiene sustancias tóxicas, éstas en mayor o menor medida atravesarán la piel y se depositarán en el organismo del niño. De hecho Francia obligó a los fabricantes de pañales a retirar las sustancias tóxicas de sus productos en 2019

Económico

Con EcoParty no sólo evitás el desecho de pañales (que en Argentina es de 3600 toneladas por día, un 25% de toda la basura domiciliaria) sino que ahorrás en lavado, ya que su diseño permite reutilizar los cobertores cambiando sólo absorbentes. Los packs promocionales tienen todo lo necesario para pañalear con tela

Un pañal Ecoparty cuesta lo mismo que un paquete de descartables que dura sólo 15 días.

Un bebé utiliza un promedio de 6000 pañales en 3 años de vida. En pañales de tela, con 20 pañales es suficiente en la mayoría de los casos. Pueden ser usados por los hermanos, regalados o vendidos. Es un hecho que los bebés que usan pañales de tela aprenden antes a controlar sus esfínteres, y con menor esfuerzo por parte de sus padres. La razón básica es que cuando mojan un pañal de tela, lo notan inmediatamente.

Si el bebé sólo hizo pis, puede cambiarse el absorbente sin lavar todo el pañal, con lo que ahorramos en cantidad de lavados y pañales necesarios.

 

Qué opinan nuestros clentes?

Historia de los pañales de tela y los desechables

Los pañales han existido desde el inicio de la humanidad y, por supuesto, no siempre fueron de tela. Los escritos y los dibujos históricos revelan el uso de la hoja del algodón, las pieles de animal, la hierba y muchos otros elementos creativos utilizados como «pañal» para bebés.

¿Sabías que los pañales de tela empezaron a producirse comercialmente en 1887 por Maria Allen?

A finales de 1800 los niños de Europa y Norteamérica usaban al padre del pañal actual. Se trataba de un cuadrado o rectángulo de lino, franela o tela de algodón doblado en forma rectangular y sujeto con un imperdible. «Pañal» era el término original para designar un patrón general de pequeñas formas geométricas repetidas y pasó a usarse para denominar a las telas de lino o algodón blanco con un patrón del mismo tipo. Así, los primeros pañales de tela para bebés se hicieron de tela de pañales, o sea, de telas con un patrón repetitivo. La primera que fabricó pañales de tela en masa fue Maria Allen en 1887 en Estados Unidos.

Durante la Segunda Guerra Mundial, las mujeres se incorporaron al trabajo industrial para ocupar las vacantes causadas por la marcha de los hombres a la guerra. Con las madres trabajando fuera no había demasiado tiempo para lavar los pañales a mano. Y acudió al rescate el servicio de pañales. El servicio de pañales, entonces como ahora, entregaba pañales limpios predoblados y recogía los sucios.

Más o menos en este periodo surgieron las primeras menciones a los pañales desechables. La primera almohadilla absorbente desechable usada como pañal fue probablemente la que fabricó Paulistróm en 1942 en Suecia. Era de tela de celulosa crepada cruda (sostenida por calzones de goma) probablemente porque el algodón fue un material estratégico durante la guerra.

En 1946 se introdujo el primer cobertor impermeable. Seguramente los pioneros en usar cobertores impermeables fueron los Inuit, a base de piel de foca rellena con musgo, algo que no parece muy práctico, ¿verdad? Fue la frustración que sentía ante las sábanas húmedas la que llevó a Marion Donovan a crear un cobertor con una cortina de ducha. Después, añadió corchetes, lo envolvió alrededor del pañal y ¡voilá! La revolución del mercado de los pañales de tela había comenzado.

Todo empezó una noche de 1946. Una madre muy cansada se enfrentó de nuevo al llanto de un bebé húmedo. Cambiando el pañal, la ropa y las sábanas de su segunda hija, Marion O'Brien Donovan intuyó que debía haber una manera mejor de mantener secos a los bebés. Poco después, rompió la cortina de ducha de su cuarto de baño, cortó una parte y se sentó frente a su máquina de coser decidida a crear un cobertor que evitase las fugas. Ese primer experimento con la cortina de ducha condujo a la creación de los primeros cobertores reutilizables hechos del mismo nailon que la tela de paracaídas, y supuso el alivio colectivo de las madres estadounidenses.

Leer sobre Marion Donovan ha sido muy absorbente. En 1999, un archivero de Lemelson Center encontró las notas de Donovan, dibujos, anuncios, artículos, etc. El archivero viajó a Nueva York y tuvo la oportunidad de recabar mucha información en los dos trasteros del antiguo apartamento de Donovan. ¡Suena muy divertido!

Marion Donovan vendió la patente del cobertor de pañal a Keko Corporation en 1951 por un millón de dólares.

Durante las siguientes décadas se introdujeron pequeños cambios en el diseño de los pañales desechables y las grandes empresas, como Procter & Gamble, tomaron parte en el mercado. Sin embargo, no fue hasta los años 80 cuando se introdujeron las dos grandes características de los pañales desechables actuales: el "velcro" y el gel superabsorbente.

Podemos agradecer (o no) a Billy Gene Harper y Carlyle Harmon el descubrimiento de los SAP (polímeros superabsorbentes) en 1966. En 1986, los SAP finalmente se abrieron camino en los pañales desechables estadounidenses.

En 2000, Absormex, una empresa mexicana, lanzó el primer pañal biodegradable del mundo.

A medida que los pañales desechables se fueron desarrollando desde la nada hasta la actual industria de multimillonaria, los pañales de tela se fueron volviendo cada vez más funcionales y cómodos. Las últimas 3 décadas han sido testigos del enorme auge de la industria de los pañales de tela. En los años ochenta, la oferta disponible era pequeña y, aunque resulte llamativo, solo estaba disponible a través de pedidos por catálogo o en grandes almacenes.

Ahora vivimos un momento en que se puede elegir entre 500 colores, estampados y estilos de pañales de tela diferentes. Puedes elegir unos pañales hechos en EE.UU. en casa de una mamá artesana o comprarlos en una fábrica china por 5 dólares. ¿Los quieres orgánicos? Puedes tenerlos. ¿Los quieres de PUL y microfibra? Los tienes. ¿De arco iris y unicornio? ¡Todo tuyo!

Es un buen momento para usar pañales de tela con tu bebé. No importa qué tipo de pañal de tela te vaya mejor, ya que suponen no llenar más los vertederos de residuos, proporcionan una opción más saludable para tu bebé e, incluso, te permiten ahorrar dinero.

Autor: JENN REINHARDT