Menú

La asamblea por un “Mar Libre de Petroleras” organizó el “Atlanticazo”, una marcha plurinacional contra la explotación petrolera en la costa Atlántica bonaerense.

La protesta, que recibió el respaldo de numerosos militantes ecologistas, será el martes 4/1 desde las 17 en distintos puntos de la costa Atlántica, y se replicará en Plaza de Mayo, en la ciudad de Buenos Aires.

La razón de la protesta es que el pasado 30 de diciembre, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación aprobó, a través de la resolución 436/2021, la explotación petrolera offshore en el Mar Argentino, frente a Mar del Plata y ciudades de la costa bonaerense. La organización que convoca este repudio explicó: “Los bloques de la Cuenca Argentina Norte están ubicados en una zona considerada un corredor biológico en el mar Argentino, por su riqueza y biodiversidad”.

Y agregó que, tal como está planteado, la exploración sísmica se hará a través de bombas sonoras que impactan en el subsuelo marino para determinar dónde hacer los pozos y esos estruendos afectarán todo el ecosistema marino. En la misma dirección, la agrupación ecologista Greenpeace se pronunció en un comunicado: “No hay manera de llevar a cabo la exploración y explotación petrolera offshore sin que genere impactos irreversibles para los ecosistemas marinos, su biodiversidad, las costas, las playas y los principales medios de vida de las comunidades costeras. Y si hay petroleras, sabemos que habrá derrames”.

La coordinadora general en Eco House Global, María Aguilar, opinó: “La instalación de plataformas petroleras en el mar tiene graves impactos, tanto ambientales como para la sociedad y las economías locales. No se trata solo de los potenciales derrames de petróleo, que según estudios tienen altas de probabilidades de ocurrir, los cuales afectarían significativamente el turismo en la zona y los ecosistemas marinos. También hay que considerar que los bombardeos submarinos que se realizan para identificar dónde está el petróleo, afectan a los animales que viven en el mar, lo que tiene un impacto directo en la pesca, una de las principales fuentes de trabajo en las comunidades costeras”. Agregó: “A esto se le suman las emisiones de gases de efecto invernadero que genera este tipo de combustible, las cuales potencian la crisis climática y todos sus impactos asociados: sequías, inundaciones, olas de calor, entre otros”. Según propuso: “Con el enorme potencial que tenemos como país, deberíamos dirigir las inversiones al desarrollo de proyectos que vayan en línea con los compromisos climáticos asumidos por Argentina e impulsen la necesaria y urgente transición hacia un mundo más sano, justo y sostenible”.

Qué dijo el gobierno nacional

El Secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez, sostuvo que a partir del trabajo en conjunto con organismos del Estado nacional y una Audiencia Pública, con amplio margen de participación, se obtuvo la Declaración de Impacto Ambiental. Según agregó, eso fue lo que dio luz verde para que avanzara la medida. Y defendió lo que se viene: “Se dio un paso fundamental para más producción de gas viable para las y los argentinos”. Esta Declaración de Impacto Ambiental junto con la medida adoptada por el Estado nacional, a través del Decreto 870/21, de autorizar la prórroga por hasta dos años del primer período exploratorio de los permisos otorgados en el marco de la Ronda 1, que incluye el Área Can 100, CAN 108 Y CAN 114, auguran un fuerte impulso de la actividad offshore.

Martínez opinó: “La producción offshore es una fuente importantísima en reservas gasíferas, que representan el 18 % del gas que consumimos en nuestro país”. También resaltó que “desarrollar las áreas offshore es tener una política energética federal que apuesta a potenciar todas las cuencas productivas del país y de esta forma entrelazar con el aparato productivo local los bienes y servicios que serán necesarios para llevar adelante su producción”. Según dijo, no se registró ningún incidente de tipo ambiental ni accidentes con daños a la integridad física de los trabajadores en más de 50 años de desarrollo de offshore en la Argentina. La producción de offshore se desarrolla desde la década del 70 en el país, con 280 pozos entre exploración y explotación. No obstante esto, prometió reforzar los controles: “Desde la Secretaría de Energía, y en sintonía con un gobierno nacional responsable y comprometido, vamos a verificar que todas las operaciones en el marco energético se desarrollen con las más exigentes normas internacionales de cuidado ambiental”, y agregó que “este es un paso fundamental para poner en valor los recursos hidrocarburíferos que cuenta el lecho marino argentino y, con ello, la reafirmación de la soberanía sobre nuestro territorio marítimo”.

La convocatoria al repudio en todo el país es viral en redes sociales con los hashtag #Atlanticazo #MarArgentino y #MarArgentinoSinPetróleo. Los lugares en los que convocan hoy a las 17 son: ciudad de Buenos Aires: Plaza de Mayo; Mar del Plata: Rambla de los Lobos; Necochea, Quequén: Calles 83 y 2; Miramar: Calle 21 y Costanera en la M (18 horas); Partido de la Costa (Aguas Verdes, San Bernardo, Costa Azul, Lucila del Mar y Mar de Ajó): Av. Costanera y Av. San Bernardo.

Fuente: https://www.lanacion.com.ar/revista-ohlala/atlanticazo-una-movilizacion-ambientalista-contra-la-explotacion-petrolera-en-la-costa-atlantica-nid04012022/